Más de una mujer en Piura y en el Perú ha sido  agredida verbalmente por desconocidos, al realizar sus actividades cotidianas, como: pasear por la ciudad, caminar al  trabajo o regresar a casa. La tranquilidad de la mujer se ha vulnerado.  Este tipo de agresiones se les denomina acoso callejero.

Afortunadamente, existen ordenanzas que sancionan el acoso callejero. En nuestra región, solamente la Municipalidad de Castilla cuenta con la ordenanza Nº 15-2016, la cual previene, prohíbe y sanciona el acoso sexual en espacios públicos, ejercidos contra las personas que se encuentren o transiten en dicho distrito.

La ordenanza establece “por realizar en público un acto o comportamiento físico o verbal de índole sexual leve contra una o varias personas, como frases, gestos, silbidos y sonidos de besos”, será sancionado con el 50% de una UIT.

Diario La Hora pudo conversar con la Sub Gerente de la Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (DEMUNA), Josy Casanova y nos indicó los pasos para presentar una denuncia.

  1. Acercarse a las Oficinas de la Defensoría Municipal
  2. La agraviada pasa por una breve entrevista en la que explicará la agresión
  3. La denunciante debe presentar evidencias

Las multas para aquellas personas que incurran en estos actos irían de los S/ 2,075 a S/ 4,150, aproximadamente.

Groserías y agresiones

Como mujer, más de una vez me he sentido incómoda y ofendida por las groserías que sujetos me han gritado en la calle, este tipo de agresiones son clasificadas como acoso callejero donde las mujeres nos podemos sentir presionadas y donde nuestra tranquilidad se ve invadida por desconocidos.

A diferencia del piropo, que la Real Academia Española lo define como “Dicho breve con que se pondera alguna cualidad de alguien, especialmente la belleza de una mujer”

Falta de información

La funcionaria edil indicó que en lo que va del año se han registrado 4 denuncias por acoso sexual y en el 2017 la cifra ascendió a 17. Ella nos explicó que el bajo número de denuncias se debe a que se desconoce la ordenanza.

En un breve recorrido en el distrito se evidenció la falta de conocimiento de la norma. ( VIDEO)

De acuerdo con la Ley 30314, el acoso sexual en espacios públicos es la conducta física o verbal de naturaleza o connotación sexual realizada por una o más personas en contra de otra u otras, quienes no desean o rechazan estas conductas por considerar que afectan su dignidad, sus derechos fundamentales como la libertad, la integridad y el libre tránsito, creando en ellas intimidación, hostilidad, degradación, humillación o un ambiente ofensivo en los espacios públicos.

Por: Jhoselin Otero