Las elecciones, o discursos post electorales, quedaron en segundo plano, tras la detención preliminar de Keiko Fujimori por 10 días, convirtiendo las redes sociales en un polvorín de memes y festejos satíricos e irónicos, augurándole a Keiko un futuro tras las rejas al igual que el de su padre.

Mientras tanto, en el otro extremo se encuentran sus seguidores, quienes acusan al juez Carhuancho de arbitrario e incluso a Vizcarra de ser el artífice intelectual. Habría que aclarar que si la líder naranja se encuentra detenida preliminarmente, eso no significa que ella se quede tras las rejas, eso dependerá de las investigaciónes, pues la detención preliminar no necesita pruebas, y se da precisamente cuando el fiscal aún no ha formalizado su denuncia ante el juez.

Segundo, es que el caso ‘Cócteles’ y aportes de Odebrecht, es investigado desde mucho antes que asumiera el poder Martín Vizcarra, es más, ya en la gestión de Kuczynski se alertaba de un desenlace amargo para la lideresa de Fuerza Popular, tras allanársele dos locales de campaña por el presunto delito de Lavado de Activos.

¿Arbitrariedad en su detención? ¿Por qué? Sí la ley dice claramente que la detención preliminar tiene un plazo máximo de 10 días. Si lo que se investiga es el presunto liderazgo de una red criminal que amasó cerca de un millón de dólares tras aportes de Odebrecht, y peor aún esa misma persona es quien maneja al poder Legislativo y por ende maniata al Ejecutivo al contar con la mayoría parlamentaria.

Razones para su detención hay de sobra, aún así esperamos que todo marche tal cual lo manda la ley, tanto en su investigación, detención como acusación fiscal y debido proceso.El primer paso ya ha sido dado.