Ya nada sorprende de nuestros padres de la patria. Esta vez nada menos que la Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República dio luz verde a la participación de congresistas en la campaña electoral.

Ello, luego de que los Jurados Electorales Especiales de Lima y Trujillo, respectivamente, dieran cuenta de una vulneración de las normas electorales de parte de tres legisladores.

Sin embargo, lejos de condenar el hecho, el presidente del Congreso Luis Galarreta sometió a opinión consultiva y, como otorongo no come otorongo, la mencionada Comisión por unanimidad terminó avalando tal vulneración y, no solo eso, sino que autorizó a que los congresistas puedan participar en actividades proselitistas “siempre que no se utilicen en la actividad o propaganda electoral recursos públicos o interfiera con las actividades propias de su función congresal”.

Lamentablemente los congresistas no son el mejor ejemplo de honestidad y transparencia, con lo cual sabemos que de una u otra manera harán maña para hacer uso de los recursos públicos, además de sacar ventaja y provecho partidario de su investidura de parlamentario.

De ahí, que si bien ahora tienen el aval del propio Congreso para vulnerar la ley electoral, ello no impide que la Contraloría General de la República, y el Ministerio Público tomen acciones y velen porque se respete la neutralidad y transparencia en este proceso electoral. Además, la sociedad civil también debe estar vigilante para evitar que vicien estas Elecciones.

Karina Miranda

Karina Miranda