Resulta lamentable que a poco más de tres meses para que se lleven a cabo los comicios municipales y regionales, los candidatos en contienda sigan sin exponer sus propuestas de manera específica para que los ciudadanos puedan analizarlas y en base a ello emitir su voto de modo informado y consciente.

Y razón tienen los especialistas en estrategias políticas al señalar que lo único que se puede percibir de los candidatos es solo improvisación que se traduce en pobrísimas campañas donde lo único que buscan es dar a conocer su rostros de la manera más pintoresca, restando la seriedad que exige un proceso democrático donde se busca elegir al vecino más capaz y competente que tendrá las riendas de la administración de una provincia o una región.

Y es la falta de propuestas y planes de gobierno sólidos y viables que los lleva a recurrir a conductas incluso hasta cómicas, cayendo en lo de siempre, de solo buscar notoriedad abrazando a una anciana o a un niño; eso, señores ya no podemos permitir de quienes pretenden ser nuestras autoridades.

De ahí que urge que la sociedad civil, así como las organizaciones de base organicen debates donde se les exija que pongan a consideración de los vecinos sus propuestas, las mismas que deben ser realistas, pues tampoco estamos para falsas promesas. Pero además de eso, exigir igualmente quienes serán sus posibles funcionarios, pues no queremos que nos sorprendan con reciclados personajes de cuestionadas gestiones.

Karina Miranda

Karina Miranda