Las modificatorias en el Código Penal donde los delitos de violación sexual y Trata no prescribirán en adelante, son un significativo avance para lograr combatir ese otro gran flagelo que se cierne sobre la población, especialmente en las mujeres y niños y niñas que a diario se encuentran expuestos a indeseables sujetos que ahora que la ley se està poniendo severa, imaginamos que lo pensarán antes de someter a sus víctimas.

Así tras las modificatorias, desde ayer quienes abusen sexualmente de otras personas o las exploten podrán ser perseguidos por la justicia hasta el fin de sus días, además de que habrá cadena perpetua para violadores de menores de 14 años; sin duda un castigo severo para quienes en adelante cometan crímenes de abuso sexual.

Sin embargo, y ante la desconfianza que se acrecienta cada día entre la población por un sistema judicial herido de muerte por la corrupción puesta al descubierto y que cada vez se extiende a otros estamentos del Estado; es necesario que se garantice que los jueces actúen de manera severa tal como lo señalan las modificatorias.

Pero, además, junto a la severidad que pueda imponer la ley, también está el trabajo preventivo que debe implementarse en los colegios, enseñando a los niños y niñas para que pierdan el miedo y denuncien a sus agresores, que como sabemos la mayoría están en su entorno familiar o vecinos cercanos. Se trata, pues de un trabajo integral que permita acabar con estos crímenes contra mujeres, niños y niñas.

Karina Miranda

Karina Miranda