El gran clamor de la población y de todas las instituciones y gremios es, sin duda alguna, la total reestructuración del Sistema Judicial, pero una reestructuración que garantice que no seguiremos teniendo en el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), Poder Judicial y Ministerio Público, a delincuentes disfrazados de jueces que no se inmutan en pedir dinero para rebajar una pena a un violador o para quienes no interesa la meritocracia sino los mejores amigos.

En esta coyuntura de crisis del sistema judicial peruano, cuyos niveles de corrupción tienen asqueado al país entero, la expectativa del mensaje que dará hoy el presidente de la República, Martín Vizcarra, está centrada en las medidas que anunciará para atacar de manera integral esta corrupción que dicho sea de paso no solo está enquistada en el Poder Judicial sino en todos los estamentos del Estado.

Por tanto, la expectativa es grande, pues no olvidemos que si bien hay otras prioridades como es el caso de la Reconstrucción en la zona norte, especialmente en nuestra región; si no se hace un cambio estructural del sistema judicial, el resto no podrá caminar, ni se podrá atacar otro gran flagelo como es la delincuencia organizada.

En este día de gran trascendencia para el país, los peruanos aguardamos la esperanza de que esta vez el presidente de la República habrá escuchado el clamor de todos los peruanos expresado en las diversas marchas que cedieron al destape de los audios de la vergüenza y anunciará esa reforma profunda que todos esperamos.

Karina Miranda

Karina Miranda