La Municipalidad Provincial acaba de declarar desierta la licitación para la compra de arroz y menestra por un millón 700 mil soles para el Programa de Alimentación Complementaria Municipal (PCAM), afectando con ello nada menos que a 444 comedores que atienden a 22 mil 200 beneficiarios de toda la provincia; pues según se conoció ya solo tenían insumos para la semana pasada.

No es la primera vez que sucede este tipo de situaciones, pues pese a que existe el dinero desde el mes de marzo, el proceso de compra se hace a destiempo y luego con las complicaciones que demanda toda licitación, los más afectados resultan siendo los niños y ancianos que se quedarán sin recibir su ración diaria de alimentos como corresponde.

Esta negligencia no es sino muestra de la incapacidad que hasta el momento vienen mostrando muchos funcionarios de la comuna piurana, que no planifican su trabajo, con las consecuencias que estamos advirtiendo de dejar sin alimentos a más de 22 mil beneficiarios de trece distritos de la provincia de Piura, muchos de ellos niños que están en tratamiento alimentario por los bajos niveles de nutrición.

Pero no solo se està afectando a los niños y ancianos, beneficiarios directos del PCAM, sino también a los productores locales, quienes según han denunciado, se les está impidiendo de poder participar en el proceso por las bases que están fuera de su alcance. En momentos que se habla de evitar corrupción esperemos que este proceso se vuelva a convocar lo más pronto posible para evitar suspicacias y, lo más importante, se atienda con prontitud a los beneficiarios.

Karina Miranda

Karina Miranda