La honorabilidad del Fiscal de la Nación, Pedro Chávarry cada vez se hunde más en el fango, pues tras las acusaciones de ser el escudero y protegido de Fuerza Popular; y sus constantes reacciones impropias de un representante del Ministerio Público, ahora es señalado por haber alterado sus notas en el proceso de ratificación del Consejo Nacional de la Magistratura.

Estos hechos, dejarían claro que Chávarry ya está más que descalificado para continuar en el cargo y que amerita, sin más preámbulos, se disponga una investigación sobre él, puesto que existen demasiados indicios de que Pedro Chávarry no cuenta con el perfil necesario para ser la máxima autoridad para impartir la justicia.

Sin embargo, y como lo manda la ley, claro está que un testimonio no es una prueba irrefutable para censurar a alguien o para sentenciarlo, por tanto las declaraciones del testigo informático del Consejo Nacional de la Magistratura a un diario de alcance nacional, deberían ser investigadas y corroboradas para el debido proceso.

Por eso llama la atención, que el presidente de la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales, César Segura, fujimorista por cierto, se niegue a poner en debate las continuas acusaciones y cuestionamientos al hoy Fiscal de la Nación, lo cual ha generado que los demás miembros ya piensen y evalúen su deserción de dicho grupo congresal. lo peor de todo es que si se promueve la censura a Segura, otro fujimorista tomaría su lugar, y teniendo en cuenta que tanto los naranjas como el Apra han demostrado su blindaje a Chávarry, todo sería en vano. ¿En manos de quién está la justicia en el Perú?

Karina Miranda

Karina Miranda