Esta mañana durante un operativo inopinado en el complejo de mercados, la Dirección Regional de Salud decomisó sesenta y cinco juguetes por no contar con autorización sanitaria. La iniciativa busca salvaguardar la salud de los menores de edad, informó hoy el director de Regulación y Fiscalización Sanitaria de la Diresa, Miguel Ruiz.

“Todos los años por estas fechas de Navidad y Fin de Año realizamos estos operativos para proteger la salud de los pequeños, a cuyas manos muchas llegan productos fabricados sin los requisitos sanitarios, los que decomisamos para evitar su comercialización y posterior daño a la salud de las personas”, dijo.

Sostuvo que tanto empresas formales como informales compran los juguetes al extranjero y los venden en nuestro país sin la autorización o registro sanitario de la Dirección General de Salud de Lima (Digesa), lo cual es una falta y un peligro.

“Los juguetes decomisados presentan colores muy fuertes y para impregnarlos en los productos se usan metales pesados, como cadmio y plomo, que con el uso se desprenden en las manos o en la boca de los niños y ello ya es un peligro para la salud de los menores”, señaló Ruiz.

El material serán enviado al laboratorio de Digesa Lima para su análisis y confirmar si realmente son dañinos para  los pequeños.  Ruiz recomendó a los padres de familia que antes de comprar un juguete se debe revisar detenidamente el rotulado del producto y verificar si tiene el sticker de Digesa, que autoriza su comercialización sin problemas.