El mes de noviembre finalizó con una buena noticia. Finalmente llegó la plata para la construcción de los tres hospitales estratégicos que con ansias esperaban los piuranos, especialmente de las zonas beneficiadas como son Ayabaca, Huancabamba y Huarmaca, donde se encuentra la población más vulnerable no solo por estar ubicada en provincias de difícil acceso sino por la extrema pobreza en que vive la mayoría de sus habitantes.

Ha sido el propio presidente Martín Vizcarra, quien nuevamente ha llegado a Piura, esta vez para hacer entrega de los cheques e invocar a las autoridades y funcionarios que “se investiguen a los corruptos, pero que las obras sigan”; una invocación que sin duda esperamos no caiga en saco roto y que si bien las actuales autoridades ya están de salida, cumplan hasta el último día para que la construcción de estos hospitales quede encaminada.

Estos hospitales estratégicos tienen que ejecutarse en los plazos previstos y ajustándose a las especificaciones técnicas, y ello será responsabilidad de las nuevas autoridades que deberán saber elegir a los técnicos y especialistas que tengan a cargo la supervisión de estos hospitales y las obras de la Reconstrucción que también se iniciarán el próximo año.

Pero también será responsabilidad de la ciudadanía y la sociedad civil organizada que deberá ejercer su tarea de vigilancia para que estos tres hospitales se construyan bien y no tengamos los problemas que hemos tenido con establecimientos de Salud como Santa Julia y Víctor Raúl, solo por citar algunos ejemplos.

Karina Miranda

Karina Miranda