El sector Educación es otra de las entidades del Estado que siempre ha sido objeto de denuncias y cuestionamientos por presuntos actos de corrupción y que vienen de gestiones anteriores.

En ese sentido, la Drep, específicamente, ha estado en la mira siempre por la falta de transparencia en los procesos para nombramientos de docentes, reasignaciones y otros procesos en los que han habido denuncias de favoritismos, compadrazgos y pagos irregulares.

Lo puesto al descubierto en las Ugel de Paita, Talara, Ayabaca y Huarmaca, serían solo unas pocas perlas del largo eslabón de presuntos actos de corrupción que tendrían como inicio de la gran madeja a la sede regional, pero que hasta ahora quien estuvo de director al inicio de la gestión y quienes le han sucedido están pasando inadvertidos.

De ahí que ahora que el Juzgado de Sullana parece haber empezado a actuar con mano dura al disponer la detención de tres de los seis funcionarios que la Unidad de Gestión Educativa Local (Ugel) de Ayabaca por el desvío de 300 mil soles; también se tendría que empezar a investigar en todas las Ugel y en la sede regional, pues no se puede decir que estos funcionarios y personas de confianza hayan actuado sin que ‘arriba’ se desconozca de ello.

Por tanto, se espera que las investigaciones se hagan a todo nivel y que nadie se ‘salve’ de ser sancionado y castigado, pues no podemos seguir dejando que quienes administran la Educación sigan robando de una manera tan descarada como lo han venido haciendo a través de las Ugel.

Karina Miranda

Karina Miranda