La violencia al menor es un problema que aqueja a nuestra región.  La Defensoría Municipal del Niño y del Adolescente (DEMUNA) de Castilla reportó que en lo que va del año se han registrado 93 denuncias de agresión física, psicológica a menores  en la jurisdicción. En el 2017 la cifra ascendió a 213 denuncias.

El decano del Colegio de Psicólogos de Piura, Marco Magán Malafaya indicó que los menores que son víctimas de violencia tienen la tendencia a repetir el comportamiento en sus relaciones.

Los niños menores de 8 años tienden a validar la violencia, realizan juegos toscos con sus compañeros” indicó Magán.

Agregó que las víctimas de violencia tienen una alta probabilidad de repetir el comportamiento cuando formen sus propias familias. “Si el menor no es atendido oportunamente se genera una cadena de violencia “

Indicó que el comportamiento es distinto en los adolescentes: “Las víctimas entre 12 o 13 años optan por una conducta desafiante con las autoridades ya sea en las instituciones educativas o en la familia” destacó.

Resaltó que las víctimas buscan agruparse con sus pares y son vulnerables a la delincuencia. De igual manera, el psicólogo Israel Malca refirió:  “Los adolescentes se agrupan entre jóvenes con los mismos problemas, asumen una actitud agresiva y de superioridad con los más débiles”.

Agregó que la formación superior de los jóvenes se ve interrumpida “Buscan una independencia y buscan un oficio para generar sus ingresos, por lo que abandonan los estudios”.

Castigo violencia física

Malca indicó que la manera de criar ha sufrido un gran cambio, “anteriormente los padres castigaban físicamente ante un comportamiento negativo. Actualmente el padre de familia, violenta física y psicológicamente, causando un daño emocional al menor “

Apoyo

La representante de Asesoría Legal de la Demuna indicó que las denuncias en su mayoría no son emitidas por los padres de familia: “Muchas veces recibimos los casos de los colegios y luego son remitidas a la comisaría de la jurisdicción”. Indicó que más casos se presentan en los niños de 4-5 años.

Agregó que también se reciben denuncias porque los padres no pagan la pensión correspondiente. Explicó que en esos casos, cuando una de las partes no asiste a la conciliación se deriva el caso al Ministerio de Justica para que interceda el Poder Judicial, el estado le asigna al denunciante un abogado.