Cuatro instructoras de baile fueron detenidas por la policía iraní.

La autoridades iraníes detuvieron a varias instructoras de baile por publicar videos en Instagram. El caso que más ha llamado la atención es el de Hozhabri, una adolescente de 17 años, quien había publicado más de 300 fotos y videos que el Gobierno consideró como “inapropiados”.

El hecho salió a la luz en el programa Callejón sin salida, donde la joven explicó llorando que solo bailaba porque le gustaba y que nunca pensó que la detuvieran. Muchas personas se han solidarizado con ella en las redes sociales, donde se popularizó la frase “bailar no es un crimen”, acompañada por mensajes de mujeres de todo el mundo que exigen la liberación de la joven.

Hozhabri, aparece en los videos bailando distintos ritmos con el fin de captar seguidores. La joven se ha convertido en un símbolo de rebeldía entre las mujeres que buscan desafiar las estrictas imposiciones del gobierno, debido a que en sus videos no usa el velo hiyab que la Ley de Irán exige a las mujeres adultas.

Cabe resaltar, que meses atrás las autoridades de Irán cerraron cuentas de Instagram con “contenidos obscenos”,  pero en abril de este año comenzaron con los arrestos.

El régimen iraní piensa bloquear el Instagram, tal como ya lo hizo con Facebook, Twitter y Youtube.