La muerte rondó en la galería Rey Escorpión. Dos obreros se salvaron de morir milagrosamente tras recibir una descarga eléctrica de una red alta tensión, cuando trasladaban materiales, ayudados de cuerdas hacia el tercer piso.

Se trata de los obreros .Justo David Galán Santisteban (34) y Humberto Juárez Ruiz (54), quienes resultaron con quemaduras eléctricas de segundo grado en la zona abdominal izquierda y quemaduras en la zona abdominal derecha.

El hecho ocurrió 12:30 del día en la calle Lambayeque, cuando los obreros se hallaban en el tercer piso subiendo materiales de fierro para una construcción. Según testigos, cuando jalaban las cuerdas, los fierros habrían rosado con un cable de alta tensión generando descarga eléctrica que les provocó quemaduras de segundo grado.

Efectivos de Serenazgo junto al propietario, trasladaron a los heridos hasta el centro de salud.