No hemos aprendido nada. Los piuranos seguimos siendo expertos en dejarnos envolver por el apasionamiento político y electoral que ciega cualquier razonamiento lógico y sustentado.

Sigue siendo fácil caer en los juegos sucios, en la promesa laboral postcampaña, y las estrategias de victimización a los que muchos candidatos apelan con la finalidad de aumentar ese bolsón de votos que seguramente al final de la contienda lo llevarán a un triunfo seguro.

El destino de la región aún no se ha decidido, pero el próximo mes los piuranos conoceremos si o sí el nombre del próximo Gobernador Regional y resulta una lástima que el debate electoral de asesores técnicos, organizado por el Colegio Médico se haya visto empañado al final por una retahíla de insultos y acusaciones que nada tenían que ver con este evento donde la finalidad era no solo conocer los planteamientos del equipo técnico de Servando García y de Santiago Paz, sino también conocer de cerca a las personas que probablemente encabezarán alguna dirección o gerencia regional.

Lamentable, pues como lo mencionó José Cruz Vilchez, integrante del Colegio Médico, y coordinador del debate este era más un evento concertador, pues lo más importante era cohesionar propuestas en bien tanto de Educación como de Salud. No interesaba la particularidad de una u otra propuesta sino la forma de cohesionarlas y comprometer a ambos candidatos a cumplirlas en una eventual gestión. Pues como bien lo dijo Cruz, las dos gestiones anteriores nunca cumplieron.

Karina Miranda

Karina Miranda