El domingo el pueblo decidió y aunque a algunos no les guste, el Movimiento Regional Fuerza Regional, liderado por Servando García fue quien se consolidó como la sorpresa de estas Elecciones.

No solo en la sierra, donde ha conseguido ganar en varios distritos, sino también en la misma ciudad de Piura, Veintiséis de Octubre y Castilla, en estos dos últimos donde consiguió asustar y poner con los pelos de punta a los virtuales ganadores.

En el distrito octubrino, Darwin García se vio amenazado por la sorpresiva crecida del candidato Fabriciano Cunya, mientras que en Castilla, aunque José Aguilar se consolidó como el ganador absoluto desde el primer día, el Gallo logró un nada despreciable segundo lugar, pese a que en las encuestas ni aparecía.

Y ni qué decir de Piura, aunque sabemos que la avalancha de votos conseguida por Luis Neyra, proviene del gremio de los mototaxistas, en rechazo al Anillo Vial establecido por Miranda.

Lo cierto es que Fuerza Regional fue la sorpresa, incluso pasando a segunda vuelta y dejando en el camino a políticos tradicionales como Wilmar Elera de Somos Perú, Jhony Peralta de Seguridad y Prosperidad y Leo Huayama, excongresista y líder de Modelo.

Con ello queda claro que ese bastión de indecisos que aparecían hasta unos días antes del 7, al final optaron por un movimiento totalmente desligado de los partidos tradicionales o movimientos que de una u otra manera han sido parte del gobierno.

Estos resultados invitan también a algunos políticos tercos a iniciar su pase al retiro, aceptar sus errores y dejar de culpar a otros de su poca aceptación.

Nadie sabe qué pasará en segunda vuelta, si ganará Paz o García, lo cierto es que a partir de ahora deberán sentarse a ordenar sus ideas y sobre todo aclarar propuestas, pues si el pueblo le ha dado la espalda a los ‘caseritos electorales’ es porque quiere cambios radicales.

Karina Miranda

Karina Miranda