Atres días de la segunda vuelta y el Referéndum, el electorado sigue aún confundido respecto a cómo votará en este proceso de consulta popular, ya que muy pocos conocen que tendrán que marcar con un SI o un NO, para aprobar o desaprobar cada una de las cuatro reformas constitucionales que se plantean.

Y que según Martín Vizcarra, el promotor de este proceso, busca acabar con los jueces corruptos en el país y evitar que los congresistas sigan enquistados en sus curules sirviéndose de la representatividad otorgada por la población.

Sumada a esta falta de información y, sobre todo de una buena explicación, a pocas horas del Referéndum se viene difundiendo por las redes sociales una serie de mensajes, a favor y en contra, de grupos evidentemente interesados en confundir más a la población con argumentos falaces y sin asidero lógico ni razonable.

Si bien este proceso tiene sus defensores y detractores, lo que se busca es que sea la población quien participe, pero informándose, puesto que el resultado está directamente relacionado con el futuro del país.

Lamentablemente, el alto nivel de decepción de los electores por los distintos hechos que acontecen en la política, ha hecho que muy poco sea el interés tanto en el referéndum como en las elecciones de nuevas autoridades.

Aún quedan dos días para empaparse del tema, para informarse, conocer cuáles son las preguntas y cuáles son los pro y los contra de aprobar o desaprobar cada una de las reformas planteadas por el Ejecutivo.

La información está al alcance y la decisión de cada uno de los electores cuenta mucho. No copie su voto, no marque como lo hizo su amigo o su vecino, analice primero, el Perú está en sus manos.

Karina Miranda

Karina Miranda