Luego cinco años de proceso de investigación, el Poder Judicial sentenció al exgerente de operaciones del SATP, Pablo Enrique Rivera Jorge, por el delito de corrupción de funcionarios.

El exgerente del Servicio de Administración Tributaria de Piura (SATP),  Pablo Enrique Rivera Jorge, ya se encuentra en el Establecimiento Penitenciario ex Río Seco, donde cumplirá una condena de cinco años y ocho meses, al hallársele culpable de los delitos de negociación incompatible y uso de documento privado falso en agravio del SATP y de la Asociación de Comerciantes del Mercado Modelo de Piura – ACOMEMOP.

El exfuncionario fue sentenciado por el juez del Sétimo Juzgado Penal Unipersonal especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios, Ronald Soto Cortez.

Además de la pena efectiva, Rivera Jorge deberá pagar una reparación civil total de 41 mil 180 soles, así como el pago de 180 días multa a favor del Estado que equivale a 5 mil 580 soles.

Los hechos

Los hechos del presente proceso judicial ocurrieron en el año 2013, cuando Rivera Jorge se apropió de 38 mil 980.23 soles, valiéndose del cargo de funcionario del SATP, alterando dicho monto en la suma de dinero que la ACOMEMOP debía cancelar por concepto del impuesto de alcabala por la compra de la Sección 52 del Mercado Modelo de Piura.

Posteriormente, el ex funcionario falsificó la firma de la presidenta de la asociación en un escrito mediante el cual solicitó al SATP, la devolución del exceso de dinero depositado, pidiendo que dicho monto sea depositado a la cuenta bancaria de Juana Ocaña Ramírez, quien viene siendo procesada en el presente proceso en calidad de cómplice.

Estos hechos fueron descubiertos por los directivos de la asociación de comerciantes cuando se apersonaron a las oficinas del SATP para solicitar la liquidación del impuesto que habían pagado.