La Oficina Descentralizada de Inspectoría de Piura decidió que el agente, que protagonizó un accidente de tránsito, pase a la situación de retiro de la Policía Nacional. La investigación de este proceso duró dos años.

De acuerdo con la resolución N°188 -2018, en marzo del 2016 el suboficial, Walter Teodoro Flores López, fue hallado herido por sus propios colegas a pocos metros de un grifo ubicado en la avenida Sánchez Cerro.

Los agentes de la Comisaría San Martín se percataron que su colega estaba bajo los efectos del alcohol, a un costado de su motocicleta. Tras evacuarlo de emergencia al hospital Santa Rosa, lo intervinieron para practicarle el dosaje etílico correspondiente.

Sin embargo, el herido en todo momento se negó a dicho examen. Es por ello que fue sometido a la prueba de sangre, la cual arrojó más de 0.5 gramos por litro de alcohol en la sangre.

Tras ser estabilizado por los galenos, fue citado a Inspectoría para rendir su declaración. Dos años después, el suboficial de segunda fue pasado a retiro teniendo como base que la infracción de conducir un vehículo en estado de ebriedad amerita su salida de la institución.

Fuente: La República