Un sujeto en un acto de desesperación ingirió un potente veneno tras ser descubierto por presuntamente haber ultrajado sexualmente a su sobrina, una menor de edad en  el sector de Huangalá, en Sullana.

El execrable hecho ocurrió la noche del 7 de octubre, la menor de 12 años contó a su padre que al momento de ir a dejar la cena a su tío identificado como José Francisco Rivera Saldivar (43), fue abusada.

La adolescente contó al representante del Ministerio Público que el depravado hombre la habría violado hasta en cuatro oportunidades y para que no dijera nada la amenazaba con un machete de acabar con su vida y la de sus hermanos más pequeños, sin embargo esa noche no soportó más y narró lo sucedido.

Los familiares intentaron hacer justicia con sus propias manos, alertando a Rivera Saldivar de lo que le esperaba con la cadena perpetua, por lo que en un descuido ingirió un potente veneno para suicidarse, sin embargo, los médicos  salvaron su vida quedando internado en el hospital y con resguardo policial.

 

Fuente: La República