José Pedro Sandoval Vílchez (41), quien abusó sexualmente de su menor hija de 12 años, fue sentenciado a la máxima pena por el Juzgado Penal Supra Provincial de Sullana.

Sandoval Vílchez se encontraba con prisión preventiva desde el pasado 9 de abril en que fue detenido por la Policía, ahora permanecerá en el penal de Piura de por vida.

LOS HECHOS

El mal padre fue encontrado junto a su menor hija a la que intentaba violar una vez más en una vivienda abandonada en las afueras de la urbanización popular Villa Perú-Canadá en la vía a Paita.

La menor K.S.C (12), le confesó a su madre que Sandoval la violaba constantemente cuando se dirigía a su colegio. Los agentes de la comisaria de Nueva Sullana al mando del Brig. PNP Fernando Diaz y 4 policías más, montaron un operativo de seguimiento la mañana del 9 de abril, cuando se dirigía a llevarla a su colegio.