Año 2007, Chulucanas y el Partido Aprista Peruano celebraban la exoneración del Proyecto Alto Piura del SNIP, con lo cual el ansiado proyecto de más de medio siglo parecía poner los cimientos para la cristalización de los sueños de miles de agricultores y de uno de los hombres que más había luchado por este proyecto, ‘El Moisés del Alto Piura’, Don Guido Raffo Varona.

Once años después, el líder aprista y expresidente de la República, Alan García Pérez se encuentra en la mira, no solo del fiscal Domingo Pérez, por el caso Metro Lima, sino también de la Comisión Lava Jato y su Comisión Ad Hoc que tendría como misión investigar todas las irregularidades y posibles actos de corrupción que se han podido presentar en esta obra pública.

Y es que al parecer su desmedido interés por sacar el proyecto adelante, aún a costa de poner en riesgo millones de soles al no contar con su ‘partida de nacimiento’ (estudio de factibilidad) le podría costar muy caro al líder aprista y a su compañero César Trelles Lara, más aún porque existía un informe y directiva del MEF de continuar con el proceso normal, es decir que el Proyecto cumpliera con todas las etapas del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Para el pueblo chulucanense la decisión de García en su momento fue la mejor, aplaudieron y agradecieron de mil formas el gesto del aprista. Sin embargo, las continuas complicaciones, cuestionamientos y presuntos actos de corrupción, han motivado el interés parlamentario en este proyecto, el cual podría ser el primer traspié del expresidente García.

Karina Miranda

Karina Miranda