Familiares y amigos dieron el último adiós al músico Adrián Cueva Carmen (35) quien fue alcanzado por disparo en la cabeza, mientras se encontraba en un bar del asentamiento El Indio.

El féretro del cantante fue llevado hacia su última morada en medio música y cantos. Sus amigos rociaron cerveza al féretro de Adrián Cueva Carmen, quien fue asesinado de un balazo en la cabeza.

LOS HECHOS

Una feroz balacera desatada en el interior de un bar por parte de dos sicarios, que hicieron su aparición en una motocicleta negra, acabaron con la vida de la hermana de la propietaria del local de diversión y un conocido músico (cantante) castellano. Igualmente resultaron tres personas heridas, entre ellas una joven ecuatoriana.

La infernal balacera ocurrió cerca de las 4:30 de la tarde de ayer en el Bar ‘Karito’, situado en el asentamiento El Indio, Mz. I lote 6, Castilla, en instantes que los asistentes se divertían con licor y música, dos individuos llegaron en la motocicleta, sin placa de rodaje, hasta la puerta.

Los asesinos a sueldo que llevaban el casco y lentes puestos desde la puerta del local de diversión pidieron cerveza y seguidamente sacaron las armas de fuego (pistola) para disparar a una de las mesas, donde departía María Elena Ramírez Vílchez (40), quien recibió 16 disparos en diferentes partes del cuerpo.

CANTANTE Y DOCENTE

‘Cuevita’ como le llamaban a Adrián Cueva, era un apasionado de la música y bohemia. Él cantaba con mucho sentimiento y sus allegados lo recuerdan muy entregado a la música. Era docente de inglés y generalmente daba clases particulares en su vivienda, ubicada en la calle Perú del asentamiento Campo Polo.