Pasada la efervescencia de lo que han sido intensos días donde la atención ha estado centrada en las diligencias judiciales contra la presidenta de Fuerza Popular, Keiko Fujimori que finalmente terminó con la decisión del juez de enviarla a prisión preventiva por 36 meses; lo que toda la población exige es que el país no se detenga y que la atención vuelva a las grandes necesidades que están esperando ser atendidas en todo el Perú, especialmente en el tema de la Reconstrucción.

Y es que ya finaliza el año y seguimos esperando que se transfieran los millones que según la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC) han sido destinados para la Reconstrucción en la región Piura, pero que hasta ahora los alcaldes siguen esperando, sobre todo los del Bajo Piura, cuyos pobladores fueron los más afectados, muchos de los cuales incluso siguen viviendo en precarias condiciones luego de perderlo todo, tras la salida del río.

Los congresistas de Piura no pueden seguir ajenos a lo que viene pasando en las provincias de la región, donde la situación sigue igual o peor, y de volver a registrarse otro evento climático similar, las consecuencias pueden ser igual de funestas como en marzo del año pasado. Solo por citar un ejemplo, ahí tenemos los drenes colapsados y la infraestructura de riego destrozada.

Si bien las actuales autoridades regionales y locales están de salida, su deber es garantizar que las obras de la Reconstrucción queden encaminadas para proteger a la población y no volvamos a pasar una tragedia como la vivida el año pasado. Estamos advertidos.

Karina Miranda

Karina Miranda