Un total de 1.520 crías de alpaca han muerto desde el pasado 15 de enero a la fecha debido a las bajas temperaturas y nevadas registradas en las zonas altas de la región Apurímac. Las causas han sido neumonía, fiebre de alpaca, infecciones respiratorias, diarreas, entre otras.

Esta cifra fue confirmada por el Centro de Operaciones de Emergencia (COER) de Apurímac, basada solo en la comunidad de Huacullo, ubicada a 4723 m.s.n.m. en el distrito de Oropesa, provincia de Antabamba.

La pérdida económica llegaría a los S/50 mil, siendo afectadas más de 40 familias dedicadas a la producción de fibra de alpaca.

Frente a esta situación y el posible incremento de la mortandad en estos animales, la Municipalidad Provincial de Antabamba, Senasa y Agrorural vienen coordinado una inspección en la zona. Asimismo, se enviaron análisis a la ciudad de Lima para determinar el motivo principal de las muertes.

Juan Carlos Gutiérrez Zela, coordinador de Defensa Civil en la zona, manifestó que las constantes lluvias han provocado que las crías de alpaca tengan que pernoctar en el suelo húmedo. Además, las nevadas han generado la falta de alimento, perjudicando la salud de estos animales.

 

Vía El Comercio