En un par de meses se inicia el año escolar y seguramente existen muchos temas pendientes; sin embargo, a nivel magisterial existen algunos problemas que deben resolverse como por ejemplo el del certificado de salud mental para los docentes contratados.

El oficio enviado por el Ministerio de Educación ha generado más de un comentario negativo en los dirigentes del magisterio, y los padres de familia, puesto que como todos, están interesados en que mientras más garantías hayan de que sus hijos queden en manos de personas sanas mentalmente y moralmente correctas, mejor para ellos a la hora de encargarlos en manos extrañas mientras trabajan o cuidan sus hogares.

El año pasado el caso de una menor que fue abusada sexualmente e incluso embarazada por su propio maestro fue noticia a nivel nacional, tanto que inmediatamente se ordenó la captura del individuo quien se encontraba fugado.

Como estos casos se presentan muchos, sobre todo en zonas de la sierra. Y si es en la costa, La Unión ha sido uno de los distritos donde últimamente se han presentado más de una denuncia sobre tocamientos a alumnas, por lo tanto no entendemos por qué el Ministerio deja de lado este certificado que ya habían adquirido varios por 50 soles, supuestamente sería por un criterio económico.

Sin embargo el riesgo se reflejará en las aulas cuando los maestros no sepan afrontar un caso de bullying, o si pierden el control de sus emociones en situaciones estresantes; y en el peor de los casos que se dejen llevar por sus impulsos sexuales.

Karina Miranda

Karina Miranda