Don Joaquin Córdova y sus preparados para curar toda clase de males de la calle Tacna.

Don Joaquín Córdova Rojas falleció el 12 de agosto del 2017, a los 101 años de edad. Conocido por muchos como el «Boticario del pueblo», don Joaquín hacía preparados -en su local de la calle Tacna- para los males que aquejaban a los ciudadanos.

Don Joaquín era un personaje de aquellas leyendas e historias de la Piura antigua, la de las viejas casonas y calles estrechas.

Mi tío Joaquín

Por largos años, dedicó su vida a curar dolencias y a buscar el alivio de sus pacientes. Casi siempre, brindando un diagnóstico acertado sobre fiebres, epidemias, y malestares inexplicables.

Estuvo hasta prácticamente el último de sus días escuchando consultas, sentado en su silla de ruedas y examinando sus pacientes. Les daba un “preparado”, una suerte de fórmula mágica que él mismo hacía seguro de que aliviaría los males.

Este personaje inolvidable aprendió desde muy joven los secretos de la farmacopea de siglos atrás y conservó sus fórmulas secretas para ponerlas en práctica para curar o cuando menos hacer menos dolorosos los sufrimientos.

A dos años de su fallecimiento, cabe recordar su bondadoso, hilarante y cálido espíritu. Piura le recordará por siempre.