Un hecho que evidencia una vez más la inseguridad reinante, donde los asaltos a mano armada se han vuelto en el pan de cada día; ayer una mujer se convirtió en una víctima más de los ‘marcas’, quienes no dudaron en interceptarla en pleno centro de la ciudad para robarle más de cien mil soles que había retirado de una entidad bancaria, en un concurrido centro comercial.

Pese a lo que se diga de que se viene trabajando en la seguridad ciudadana, la delincuencia y el crimen organizado están sobrepasando todo límite, sin que las autoridades regionales y nacionales hagan algo por revertir esta crítica situación. No se desmerece el trabajo que realiza la Policía Nacional; sin embargo, resultan insuficientes los esfuerzos que vengan haciendo, sin un compromiso del resto de autoridades, como es el caso del Gobierno Regional.

Y, es que hasta ahora esta gestión ha mostrado un nulo interés por atender el tema de la seguridad, no solo en Piura, sino en toda la región, pues ahí tenemos ciudades como Sullana donde los sicarios la tienen prácticamente ‘tomada’ y casi a diario se arrebata una vida. También distritos otrora tranquilos como Suyo y Las Lomas se han convertido en “tierra de nadie” donde proliferan la delincuencia y prostitución.

Por tanto, no podemos continuar en constante zozobra, atemorizados de que en cualquier momento vamos a ser víctimas de los delincuentes armados y, peor aún, asesinados por estos sujetos; las autoridades regionales tienen que priorizar el tema de la Seguridad. Basta de reuniones donde solo se repite lo mismo y se dice lo que ya todos sabemos. Señores, la violencia en todas sus formas nos está rebasando. Necesitamos acciones urgentes e inmediatas.

Karina Miranda

Karina Miranda