El proceso de adjudicación de plazas docentes siempre ha sido motivo de reclamos y denuncias por parte de los postulantes y, este año, tampoco es la excepción. Y es que a pesar de que se forma un comité de adjudicación siempre surgen las suspicacias de que algo no está llevándose con la transparencia que amerita el caso, más aún tratándose de docentes que deben reunir todas las condiciones para enseñar a quienes son el presente y futuro de nuestra región.

De ahí que bien ha hecho la Comisión de Fiscalización del Consejo Regional de solicitar intervenir en este proceso para garantizar que se realice con toda la transparencia del caso, y así evitar que se siga con las irregularidades de siempre, causando perjuicio a la educación de la niñez de nuestra región.

No olvidemos que el sector Educación, es uno de los sectores que también está desacreditado y señalado como una de las entidades del Estado donde campea la corrupción; por ejemplo a la DREP siempre se le denuncia por las presuntas ‘compras’ de plazas, donde funcionarios hacen y deshacen con las reasignaciones y plazas de contrato, favoreciendo a sus allegados y amigos.

Esperemos que con la intervención de la Comisión de Fiscalización no solo se garantice la transparencia de todos los procesos que realiza la DREP sino también se siga con las investigaciones y sanciones a quienes resulten culpables de las denuncias de cobros irregulares en las Ugel de Sullana, Talara, Huarmaca y otras más.

Karina Miranda

Karina Miranda