Una trágica y casi agónica muerte, sufrió el agricultor Pedro Adanaqué Zapata (70), luego que el fiel caballo que siempre lo acompañaba a sus faenas y en el cual iba montado, lo aventara violentamente al pavimento, cuando se dirigía a su vivienda luego de culminar sus labores agrícolas en una parcela del C.P. Jíbito.
El lamentable deceso ocurrió al atardecer del pasado lunes, en circunstancias que la víctima hacía su recorrido sobre el animal por la cuadra 1 de la calle Bolívar.

Varios de sus vecinos y amigos, que residen en dicha localidad del distrito de Miguel Checa, lo saludan a su paso, sin presagiar lo que podía suceder.

Fueron dichas personas, quienes señalaron que el animal se asustó de un momento a otro, por lo que empezó a levantar sus patas delanteras para luego arrojarlo con mucha fuerza al suelo.