Autoridad edil asegura que tras experiencia despedirá a dos funcionarios.

El alcalde del municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua, México, Carlos Tena, decidió hacerse pasar por una persona discapacitada con la finalidad de ver el trato que trabajadores de su administración dan a estas personas. El resultado no fue nada agradable.

El edil salió con lentes oscuros, una sudadera con gorro y en silla de ruedas a las secretaría de Desarrollo Social para solicitar una despensa; sin embargo, el trato que le dieron los empleado del lugar fue indolente.

«Hasta un nudo en la garganta se me hizo porque es muy triste ver cómo tratan ver a las personas algunas personas en los municipios», dijo Tena en entrevista con Milenio este 6 de julio.

Aunque finalmente en el área de Desarrollo Social sí le otorgaron la despensa, el alcalde aseguró que fue un proceso tardado y que solamente una persona le ofreció una gelatina.

Posteriormente, el alcalde visitó la oficina del presidente municipal ( o sea, él) y pidió hablar con el el edil; lo cual le fue negado por una de sus secretarias quien le aseguró que el funcionario estaba ocupado en una reunión.

Además, las asistentes le pidieron abandonar la oficina por el olor a grasa que él mismo se había impregnado.

Después de su experimento social, el alcalde aseguró que dos personas serán removidas de su cargo, pero sin especificar quiénes.

«Lo que sí les dije es que a partir de ayer, todas las personas que iban a pedir un apoyo, ellos iban a ver mi cara en esas personas porque no sabían cuando iba yo a volver a hacer lo mismo y entonces íbamos a empezar a despedir gente», señaló el funcionario.

El alcalde comentó al medio Milenio que quedó sorprendido tras conocer de primera mano el maltrato de sus funcionarios hacia los vecinos.

«Me dio coraje con las personas que están ahí trabajando y ganan un sueldo y tratan mal a la ciudadanía. Les di su buena leída de cartilla y les dije que no quería volver a saber que trataron mal a alguien», agregó.