Los actos vandálicos protagonizados por transportistas informales en los últimos días, son actos que de ninguna manera se deben permitir, pues ya bastante tenemos con las bandas delincuenciales que causan zozobra a diario como para dejar que personas que viven en la informalidad, pretendan amedrentar a quienes sí están queriendo ayudar en el reordenamiento del transporte.

En ese sentido, las autoridades del municipio provincial de Piura no tienen que dejarse atarantar por este grupo de informales que debido a la falta de autoridad de gestiones pasadas han hecho lo que han querido y pretenden seguir en lo mismo a punta de pedradas y ataques cobardes a los buses poniendo en riesgo la integridad no solo de los conductores sino de los pasajeros que nada tienen que hacer en esa ‘guerra’ por las rutas.

El alcalde Juan José Diaz ha sido claro en señalar que impondrá orden en el Transporte y, en ese sentido, ya dio ultimátum a trece empresas que brindan servicio de transporte que si no cumplen con su recorrido y maltratan a los pasajeros serán sancionados y sacados de las rutas.

Ya es momento que se ponga orden al caótico sector transporte de nuestra ciudad, para lo cual se necesita del concurso no solo de las autoridades ediles, sino también de la autoridad policial que debe garantizar la tranquilidad y seguridad a los pasajeros, y no tengan que viajar con el temor de ser atacados en cualquier momento por gente que quiere seguir en la informalidad.

Karina Miranda

Karina Miranda