Cansados de los malos olores que emana la basura que irresponsables vecinos colocan en las calles, personal de Fiscalización y de la Subgerencia de Salud y Gestión Ambiental de la Municipalidad Distrital de Castilla colocó las primeras multas.

Se intervino a tres personas botando desechos sólidos a inmediaciones del policlínico del asentamiento humano El Indio. El subgerente de Fiscalización, Humberto Toro García, indicó que a dichos moradores se les aplicó una multa de 840 soles (20% de la UIT).

Señaló que con esta acción represiva se espera que la población desista de arrojar basura en la vía pública, pues contamina el medio ambiente. Además, precisó que en el operativo también se les decomisó a los infractores el triciclo donde trasladaban los desechos.

“Estamos haciendo cumplir la ordenanza municipal n.° 009-2017, la cual establece una sanción del 20% de una UIT para aquella persona que arroje residuos en espacios públicos, terrenos sin construir, inmuebles abandonados y zonas prohibidas”, sostuvo.

El subgerente de Gestión Ambiental, Alexander León, dijo que estos operativos continuarán en diferentes sectores del distrito que se han convertido en puntos críticos de basura.

 

 

Vía La República