Se llama Alfa-X y puede alcanzar una velocidad máxima de 400 km/h, un récord en líneas férreas tradicionales, lo que demuestra una vez más que Japón busca estar a la vanguardia del desarrollo de los trenes más rápidos del planeta.

JR East, una de las compañías ferroviarias de Japón, se encuentra realizando los primeros trayectos de prueba de este tren, entre las ciudades norteñas de Sendai y Aomori, unos ensayos que se realizarán puntualmente hasta que entre en circulación.

El Alfa-X cubrirá la ruta entre Tokio y la lejana ciudad norteña de Sapporo, separadas por unos 1.200 kilómetros, en un recorrido que hará en cuatro horas y media. Pero no será hasta 2030 cuando el tren más rápido en líneas férreas tradicionales comience a operar.