Difícil y ardua tarea la que le espera al nuevo jefe de la Macro región Policial Piura, general PNP, Alexander Manay Guerrero, pues sin querer desmerecer el trabajo que realiza la Policía, lamentablemente la delincuencia organizada está rebasando todo esfuerzo realizado, al punto de que se registran tres asaltos por día, y a la fecha más de 62 crímenes no han podido resolverse, pese a haberse identificado a los presuntos autores.

Según la hoja de vida del flamante jefe policial, es experto en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo, por lo que esperamos que desde el saque demuestre toda esa experiencia para acabar con la delincuencia organizada que a diario nos acecha a todos.

Esperamos asimismo, un trabajo coordinado con todos los municipios para que a través del Serenazgo ayuden a la policía a un mayor patrullaje en las calles, y también la empresa privada, que hasta ahora no se le ve mayor participación, también ponga el hombro para contrarrestar la inseguridad en la región.

Igualmente, a la autoridad regional, que hasta ahora no da señales de darle prioridad al tema de la seguridad, que exiga al gobierno central la voluntad política para reforzar la seguridad en la región.

Piura no puede seguir acorralada por las bandas organizadas; por tanto, como dijimos al inicio, la tarea del nuevo jefe policial es ardua, pero nada imposible si se trabaja coordinadamente.

Y, por supuesto, con el compromiso de los operadores de justicia que últimamente están dándo mucho que desear con sus dictámenes.

Karina Miranda

Karina Miranda