Los jugadores del Bayern Munich y otros clubes aceptaron rebajar su salario para ayudar a sus dirigentes a hacer frente a la crisis creada por la pandemia del coronavirus.

Comprendieron la situación, tal como lo hacen otros clubes en el planeta. Los jugadores del Bayern Munich y otras instituciones de la Bundesliga aceptaron rebajar su salario para ayudar a sus dirigentes a hacer frente a la crisis creada por la pandemia del coronavirus, informan este martes los medios germanos.

En el Bayern, al frente del campeonato en el momento de la interrupción el 13 de marzo, todos los jugadores, los miembros del consejo de administración y del consejo de vigilancia afirmaron estar dispuestos a renunciar a un 20% de su salario, según el diario Bild.

En el Bayern, que cuenta con un equipo de estrellas, los gastos salariales representaron 336,2 millones de euros en la temporada 2018/2019, para una cifra de negocios de 750,5 millones.

Los primeros en Alemania en haber propuesto espontáneamente una reducción de salario fueron los jugadores del Borussia Mönchengladbach, seguidos por sus colegas del Werder Bremen y Schalke 04. En Dortmund y Leverkusen, conversaciones están en curso, informa la prensa.

En el Borussia Dortmund, el entrenador Lucien Favre propuso para él mismo una reducción de salario. Para los jugadores, el club se plantea una reducción del 20% si los partidos no se reanudan, y del 10% si se reanudan a puerta cerrada, dado que en ese caso recibirían los derechos de televisión.

Como era de esperarse, el gesto del Bayern Munich no ha pasado desapercibido por miles de usuarios de redes sociales, que no han dudado en elogiar el acto comprensivo de la institución que preside Herbert Hainer.