La lamentable situación en que los bomberos de Piura realizan su encomiable labor voluntaria viene de hace años, y hasta ahora muy poco se ha hecho por mejorar esas condiciones; por el contrario, algunos hasta se atreven a criticarlos desconociendo que pese a todas las carencias que atraviesan, hacen lo imposible por salvar vidas ante cualquier emergencia que se presente.

Y lo hacen arriesgando su integridad física y hasta su propia vida, porque no cuentan con los equipos especiales que los proteja y lo único que tienen como uniformes son trajes deteriorados, al igual que los equipos obsoletos que representan un peligro a sus vidas, pero que no tienen otra opción que seguir usándolos ante cualquier emergencia.

Y como si fuera poco, irresponsables personas hacen falsas llamadas de emergencia, haciéndoles gastar el poco combustible y su valioso tiempo que lo ofrecen voluntariamente para una gran causa como es atender las emergencias por incendios.

Son 150 bomberos voluntarios que conforman la Compañía de Bomberos de Piura que ante la dura crisis por la que atraviesan están haciendo el llamado a las autoridades y también al empresariado de la región para que los puedan socorrer con la implementación que tanto requieren.

Esperamos que las autoridades regionales y municipales consideren dentro de sus prioridades la atención a la Compañía de Bomberos, así como la empresa privada como parte de su responsabilidad social también apoye la encomiable labor de los bomberos que merecen realizar su labor en mejores condiciones y sin poner en peligro sus vidas.

Karina Miranda

Karina Miranda