Once meses después del demencial crimen de la joven madre de familia, Allison Lisset Olivos Ruíz (21), aún no se conocen las causas reales ni a los autores del horrendo asesinato perpetrado en el cono sur de la ciudad.

Familiares de la víctima mostraron su preocupación por el lento avance del proceso que desde el mes de abril, pasó a juicio oral; sin embargo, hasta el momento no se fija la fecha ni la hora del inicio del mismo.

Refieren, que a través de su asesor legal, insistirán en que se haga la reconstrucción del crimen, así como el careo del principal implicado recluido en el Penal Piura, y la ‘testigo’ Melanny Anamilé.

“Ellos saben toda la verdad…, vamos a seguir hasta que se haga justicia” señaló Lucía Ruiz de Olivos, madre de la occisa.

SERIE DE VACÍOS

En diálogo con LA HORA, familiares de la víctima señalan su disconformidad con lo realizado por el representante del Ministerio Público, durante la etapa de investigación preparatoria.

“El abogado dice que hubo muchos vacíos, no se ha realizado algunas diligencias muy importantes como la reconstrucción de los hechos. No somos abogados, pero tanto Melanny que dice que es testigo, como el albañil Wilfredo Rony Arcela, han estado el día del crimen, los dos se echan la culpa; entonces debió hacerse la reconstrucción y el careo de ellos que saben toda la verdad de quiénes y cómo mataron a mi hijita. ¿Porque el Fiscal no lo ha hecho?, se achaca que por el Covid, nosotros vamos a seguir exigiendo se haga justicia” indicó Lucía Ruiz de Olivos, madre de la occisa.