Beijing amenazó con «terribles consecuencias» durante reuniones que sostuvo con representantes de las compañías.

El gobierno chino empieza a tomar medidas efectivas tras el veto realizado a Huawei, empresa líder en tecnología 5G y uno de los principales fabricantes de móviles a nivel global.

El New York Times informó que Beijing convocó a representantes de marcas reconocidas como Samsung, Microsoft y Dell a reuniones realizadas durante la semana pasada. En estas advirtió que podrían enfrentar “terribles consecuencias” si cooperaban con el veto impuesto por Donald Trump, indicaron dos fuentes que pidieron permanecer anónimas

Esto ocurrió días después de que China anunció una “lista negra” en respuesta a las medidas tomadas por Estados Unidos contra el “campeón chino”, acusándolo de espionaje.

Representantes de las tres compañías mencionadas fueron contactados por el New York Times, pero no quisieron declarar al respecto.

Poco después de anunciado el veto,China aseguró que iba a apoyar a Huawei para que “defienda sus legítimos derechos”.