Era de esperarse, finalizadas las fiestas navideñas y de fin de año, los casos de infectados por Covid comienzan a incrementarse considerablemente, y esto agrava no solo la situación de salubridad en nuestra región, aumentando el riesgo de contagio en personas vulnerables, sino también que se complica el estado de los nosocomios y capacidad de los centros de salud, los cuales no están equipados para afrontar una tercera ola con alto número de personas que requieran internamiento.

Esto sobre todo por el hecho de que muchas personas aún no se han vacunado, ni siquiera con la primera dosis, y otro tanto aún no reciben su dosis de refuerzo.

Por tanto, es necesario que las instituciones de salud y en general todas las entidades y organizaciones promuevan la necesidad de aplicarse la tercera dosis, porque, es clave y es sumamente necesaria, ya que ha quedado demostrado en muchos países, que efectivamente evita el contagio de estas nuevas variantes como lo es ómicron, o por lo menos contiene los síntomas que pueden complicar el organismo.

Aunque ómicron ha demostrado ser altamente contagiosa, los signos de alerta o gravedad suelen darse más en personas que no se han vacunado o que aún les falta su dosis de refuerzo. Otro punto clave, para evitar el contagio y que debe repetirse las veces que sea necesario, es el uso de la mascarilla. ¿Por qué en Europa los rebrotes de covid han sido tan alarmantes, precisamente porque en muchas ciudades se retornó a la normalidad, incluso dejando de lado el uso del tapaboca, lo cual complicó la situación. Así que ya lo sabe, tercera dosis y mascarilla con urgencia.

Karina Miranda

Karina Miranda