Como era de esperarse, y tras el anuncio de que el Perú ya se encuentra a inicios de una segunda ola de la pandemia de la Covid 19, el presidente Francisco Sagasti anunció ayer nuevas medidas restrictivas para frenar el contagio, pero que esta vez se focalizaron según el nivel en que se encuentran las regiones.

En esa focalización, nuestra región se encuentra en un nivel muy alto, lo que significa que pasaremos a una restricción total del tránsito vehicular y peatonal los días domingos; asimismo, el toque de queda irá desde las 7:00 p.m. hasta las 4:00 a.m.

También se han establecido los niveles de aforo en espacio públicos y privados para evitar las aglomeraciones que son una de las causas
por las que se han aumentado los contagios y los fallecimientos por la Covid-19.

Las restricciones, según el presidente Sagasti se evaluarán cada 15 días, con lo cual las nuevas medidas van hasta el 31 de enero, pues lo que se está tratando es evitar regresar a un confinamiento que no conviene a nadie en este momento en que se están reactivando las actividades económicas, paralizadas por más de 6 meses.

Por tanto, se espera que la población, sobre todo los jóvenes, tomen conciencia y dejen ese comportamiento relajado de los últimos días. Pero, además que las municipalidades a través de sus áreas de Fiscalización, Policía y las instituciones competentes hagan cumplir las normas, pues últimamente parecen haber bajado la guardia y ya no realizan operativos de forma permanente.

Así que si no queremos pasar por una tragedia peor que la vivida el año pasado, seamos más responsables, pues hasta ahora lo único que nos protege del contagio es la mascarilla, el lavado de manos y el distanciamiento. La vacuna está aún muy remota en llegar.

Karina Miranda

Karina Miranda