El tiempo pasa rápido y de llevarse a cabo el referéndum, todo hace presagiar que el adelanto de elecciones generales al 2020, propuesto por Martín Vizcarra, es un hecho.

Así lo indica, una encuesta realizada por Datum para un medio de alcance nacional.

El 78 % está a favor de que se adelante el proceso electoral y que tanto el Congreso como el Presidente de la República se marchen a su casa.

Sin embargo, lo que implica el adelanto de elecciones es un punto que deberíamos tener en cuenta.

Ya no hablamos de economía ni de retraso de obras, hablamos del abanico de propuestas presidenciales que tendremos.

Definitivamente esta decisión de Vizcarra ha tomado por sorpresa a todos y mucho más a los partidos políticos que no se encuentran preparados y algunos seguro ni siquiera tendrán ‘canteras’ de dónde sacar a los integrantes de su lista.

Ahí yace el riesgo; en primer lugar, de que se trabaje a la improvisación y se elija al primero que esté dispuesto a aportar o afrontar una campaña relámpago; y en segundo lugar, que no nos dé el tiempo para averiguar, cuestionar, investigar acerca del currículum, antecedentes judiciales o denuncias que pueda tener el candidato.

Aún así, es evidente entonces que los medios de comunicación y sobre todo los nacionales jugarán un papel preponderante en la información a los electores, mientras que los medios regionales tendremos que hacer lo propio con los candidatos al Congreso.

La suerte parece echada, ojalá y esta vez no nos equivoquemos, y sepamos distinguir entre el discurso demagogo del candidato improvisado y mentiroso, y el discurso realista, fundamentado y preciso de un buen candidato.

Karina Miranda

Karina Miranda