Finalmente se definieron dos corredores viales para los mototaxistas, son más, pero por el momento la Municipalidad implementará los dos primeros en la avenida Sullana y la Otto Tonsman.

Dos puntos que sin embargo, están infestados de trimóviles, las cuales circulan mañana, tarde y hasta unos minutos previos al toque de queda, pues si no hay fiscalizadores hasta paraderos funcionan, especialmente en vías bastante transitadas como la Sullana con Huancavelica, Sullana con Ica, entre otras.

Como se recuerda, en su momento el debate y cuestionamientos por el anillo vial dejó fuera del centro a los mototaxistas, lo cual generó un sinnúmero de protestas y reclamos, sin embargo pese a esta disposición las motos no han dejado de circular por el casco urbano a consecuencia del alto número de informalidad que hay en este gremio y que incluso afecta a los mismos formales.

Tiempo después ha quedado claro que el amplio y largo debate por definir un anillo vial en nuestra ciudad solo iba a perjudicar a los mototaxistas formales, mas no a los piratas, pues estos últimos nunca han respetado las normas, y eso queda demostrado a diario con la cantidad de paraderos informales o vehículos piratas que incluso ingresan a calles como La Loreto y otras cercanas a la Plaza de Armas.

Por lo tanto, es importante que la Municipalidad de Piura piense en una solución a su problema de déficit de personal en el área de Fiscalización, pues si se pretende destinar otras vías como corredores viales y a su vez mantener el orden.

No hay otra forma de hacerlo que poniendo mano dura a los ‘piratas’ y dejando circular a quienes sí tienen una autorización o permiso, a quienes pagaron por su Soat, y a quienes cumplen con sus revisiones técnicas como manda la ley.

Karina Miranda

Karina Miranda