En la búsqueda de tratamiento contra la enfermedad, las pruebas realizadas a casi 3 000 personas en Noruega sugieren que los resfriados pueden proteger a los pacientes frente al COVID-19.

De acuerdo con Norway Today, el virus tendría menos efecto en personas que estén padeciendo un resfriado común. Cabe señalar que un resfriado común tiene síntomas similares al del nuevo coronavirus, aunque menos letales.

Coronavirus estudiados

Al momento, existen más de 30 coronavirus estudiados, y casi todos son causantes de resfríos en los adultos. En las investigaciones noruegas solo el 1% de los pacientes que superaron el coronavirus tenía anticuerpos.

¿Qué son los anticuerpos?

Los anticuerpos son glucoproteínas que se encuentran en la sangre, empleadas por el sistema inmunológico con el fin de neutralizar virus y bacterias que puedan dañar al organismo. Los anticuerpos aumentan y se potencian cuando ocurre alguna enfermedad como el resfriado común.

El aumento de anticuerpos beneficia a los niños

Fridtjof Lund-Johansen, médico de la Universidad de Oslo, explicó que los niños, que son más propensos a resfriarse, tienen mayor número de anticuerpos, y quizá por esto tienen menos complicaciones con la COVID-19 según las estadísticas mundiales.

“Cuentan con altos niveles de anticuerpos en su sangre, por lo que estarían mejor protegidos frente al nuevo coronavirus, explicó el doctor.

El estudio realizado en Noruega puede ayudar a descubrir el tratamiento frente a la letal enfermedad.