El asesinato de Noé Jiménez Merino, conocido como “El Rey de los Chifles”, se habría dado por un lío de tierras ya que hace unos meses vendió un terreno y por falta de pago un día antes de su muerte este los desalojó.

Según fuentes policiales, es la principal hipótesis que se maneja en la investigación, sin embargo, también se consideran otras ya que al parecer tenía más enemigos.

“Él tenía varios terrenos y los vendía, sabemos que vendió un terreno de 60 hectáreas y este solo le habría pagado una parte, cuando le tocaba pagar el resto no lo hizo por lo que el señor (Noé Jiménez) lo desalojó y al día siguiente lo matan. Esa es la hipótesis más fuerte, aunque tenía más enemigos”, dijo el agente policial.

A doce días del asesinato, el también conocido como “El ayabaquino”, habría sido “centrado” por una persona cercana, ya que este acudió al bar ubicado en el cruce de las avenidas Los Algarrobos y Las Amapolas, en el asentamiento Las Dalias, distrito Veintiséis de Octubre, sin su seguridad, donde fue baleado por un sicario.

Asimismo, se conoció que el asesino del empresario habría cobrado 15 mil soles por matarlo. Según nuestra fuente, Jiménez Merino denunció recibir amenazas y que su muerte tendría ese precio.

Las investigaciones continúan para dar con el responsable de la muerte del empresario piurano.

Fuente: Noticias Piura 3.0