Fiscalizar los lugares de venta ambulatoria de servicios de telefonía y obligar a las empresas a que mejoren sus dispositivos para evitar la clonación de huellas dactilares es una necesidad urgente, ya que por ese medio muchos delincuentes usurpan identidades para realizar compras no consentidas e, inclusive, estafas.

Así lo advirtió Miguel Guerra, experto en ciberseguridad y conocido como El Hacker Bueno. quien señaló que una persona puede cambiar su contraseña cada cierto tiempo, pero no su huella digital.
Resultado de imagen para clonar huellas
«Los delincuentes capturan nuestras huellas en diferentes espacios informales como los puestos ambulatorios de ventas de chips y líneas celulares en avenidas como Abancay, el mercado Unicachi, entre otros espacios, y luego utilizan resinas, plastilina y hasta impresoras 3D para replicarla en otras operaciones sin nuestra autorización”, explicó el especialista.
Resultado de imagen para clonar huellas
Señaló que lo menos malo que puede pasar es que de un momento a otro nos enteremos que cambiamos de operador de telefonía celular porque inadvertidamente “autorizamos” con nuestra huella una portabilidad, cuando realmente nunca tuvimos esa intención.
“Pero lo peor puede venir con la utilización de tu huella para realizar compras de celulares de alta gama o cualquier tipo de equipo móvil que puede ser utilizado en asaltos, robos, o estafas. No nos enteramos hasta cuando la Policía nos llama a declarar porque la llamada de los delincuentes se hizo desde el celular consignado a nuestro nombre”, agregó.
Recordó que quien acceda a una huella dactilar puede ingresar al dispositivo celular de la persona clonada, obtener toda su información personal y suplantar su identidad para realizar compras, solicitar préstamos de dinero o procesos administrativos fraudulentos.

¿Qué hacer?

Algunas empresas para evitar falsas portabilidades o solicitudes de cambio de operadores, han creado un paso más con un mensaje de texto de confirmación, pero ello no es necesariamente suficiente.
Resultado de imagen para clonar huellas
En los establecimientos de ventas se debe mejorar la resolución con la que trabajan algunos sensores para captar las huellas en sus consumidores, utilizando lectores biométricos más modernos y con mayor resolución para leer la huella. De esta manera, se tiene un mejor nivel de certeza en el escaneo para distinguir entre una huella auténtica y una falsa puesta como goma o silicona.
“Las autoridades deberían prohibir la venta ambulatoria de celulares y chips. Los usuarios son atraídos con promesas de regalos de chips o mejores ofertas por portar o cambiar sus líneas por otro operador. Para ello, tienen que certificar la operación con una huella dactilar. En estos espacios aparentemente formales los delincuentes pueden aprovechar para robar nuestras huellas y con ella nuestra identidad”, dijo.

Recomendaciones

El experto recomendó a los consumidores evitar comprar equipos o realizar operaciones de servicios de telefonía o cualquier otro que requiere la utilización de nuestra huella digital en la calle. Aquí otras sugerencias:
– No perder de vista las acciones al momento de realizar la portabilidad de líneas telefónicas, para evitar malas prácticas con los lectores biométricos. Se le puede pedir al vendedor que antes limpie el dedo que el cliente colocará en el lector para asegurar que no tenga materiales extraños. Asimismo, al finalizar el proceso, solicitar limpie el lector.
ANDINA/archivo
– No confiar o escanear nuestra huella dactilar en programas o aplicaciones desconocidas, ya que una de las técnicas de ataque es utilizar vulnerabilidades presentes en aplicativos. Por ello siempre es importante descargar aplicaciones de tiendas y páginas oficiales.
– También es importante contar con un antivirus oficial en los dispositivos para evitar la entrada de virus y otras amenazas que pudieran acceder al registro de la huella de nuestro móvil.
Finalmente, Guerra sostuvo que el Osiptel y las municipalidades deben prohibir la venta ambulatoria o fiscalizar mejor estos espacios de venta.
Asimismo, planteó que el Osiptel cree un registro de portabilidad de cada vendedor de servicios de telefonía, con el fin de que no solo se certifique la adquisición o portabilidad de una línea con la huella del cliente, sino también la huella del vendedor para que ante posibles reclamos o denuncias, las autoridades den rápidamente con el posible clonador.