El presidente de la Cooperativa Pichones Las Lomas Limitada, Nicolás Torres, denunció que un grupo de personas foráneas se encuentran talando de manera indiscriminada plantaciones de algarrobo dentro de su jurisdicción para producir carbón y venderlo al mercado interno.

El dirigente, señaló que la cooperativa tiene más de nueve mil hectáreas de bosque y tienen un proyecto de poda y raleo de dos mil hectáreas de algarrobo que están protegidas por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) y nadie puede cortar estos árboles.

Sin embargo, hace dos semanas hallaron una hornilla ilegal y más de 10 algarrobos habían sido cortados, por lo que optaron por destruir la cocinilla artesanal donde producen el
carbón y denunciar ante las autoridades la ilegal tala. Por ello, piden a las autoridades mayor control en esta localidad, porque personas foráneas de dudosa procedencia llegan a territorio de la cooperativa a talar árboles.