El delantero peruano Paolo Guerrero se declaró «consternado» tras conocer que extrabajadores de un lujoso hotel de Lima declararon que él no fue responsable por el consumo de un mate contaminado que llevó a que fuera suspendido de toda actividad deportiva durante 14 meses por dopaje.

«En realidad estoy consternado, sin palabras, esto ha sorprendido a todo el mundo. Siempre, desde un principio, actué con la verdad y hoy ganó la verdad. El Swissotel impidió que esta verdad se sepa y fue mintiendo y amenazando a sus trabajadores», declaró Guerrero en comunicación con el programa periodístico Cuarto Poder.

Guerrero, quien está concentrado en Buenos Aires con el Internacional de Brasil antes de jugar este martes un partido por la Copa Libertadores contra River Plate, remarcó que estos testimonios confirman que él siempre dijo «la verdad».