Un problema de nunca acabar. El municipio de Paita y la EPS Grau, no responden a la seria contaminación sanitaria que atraviesa la ciudad porteña. Durante varios días, los desagües volvieron a colapsar, inundando el Jr. Zanjón, invadiendo con aguas negras y malolientes el centro de la ciudad.

Ayer, se reportó un nuevo colapso desde la parte alta de Keiko Sofía, originando que el sector San Martín Central se colmate una vez más con las aguas estancadas, cuyos olores afectan a quienes transitan por el lugar.

Los vecinos del pueblo joven reclaman a la EPS Grau, municipio de Paita y Ministerio de Salud, tomar en cuenta la presencia de larvas que podrían generar un problema de salud pública, ya que el problema se torna insostenible para la población.