El ENFEN acaba de dar la alerta de la presencia de un Niño Débil, que si bien no será como los que nos han golpeado en los últimos años, sí preocupan por la situación en la cual se encuentra la región, especialmente los lugares más golpeados por el Niño Costero como los pueblos del Bajo Piura que aún no logran recuperarse de aquella tragedia, originada a causa del desborde del río Piura.

Más aún cuando las autoridades del Gobierno Central y gobiernos municipales recién llevan menos de una semana de haberse instalado y, en algunos casos no se ha designado a los funcionarios o personal técnico en áreas estratégicas que tienen que ver con una respuesta inmediata ante una emergencia o alerta por lluvias.

De allí que se hace urgente y prioritario que se designen a esas personas y que se pongan a trabajar de inmediato en los planes y estrategias que imaginamos debe haber dejado la gestión anterior, como así lo acaba de asegurar el exjefe del Coer, Eduardo Arbulú.

Sin embargo, lo que preocupa, también es que hasta ahora solo se ha declarado en emergencia por lluvias a dos distritos de la región, con lo cual de registrarse estas precipitaciones pluviales, no se podrá atender con las motobombas y el combustible que está disponible, por ese inconveniente.

El presidente regional y sus funcionarios deben preocuparse de que se amplie la emergencia a todos los distritos y provincias, caso contrario no se podrá hacer mucho y, otra vez, nos encontraremos desprevenidos como siempre.

Karina Miranda

Karina Miranda